Plazas

Argañaraz, la plaza y el club del barrio

Una de comboys

Argañaraz creció en la época en que las plazas no estaban enrejadas y eran el espacio de encuentro para armar un picado o jugar a las escondidas hasta que la puesta del sol decía basta. Eran, junto al club del barrio y los bares que jamás negaban el uso de sus baños, el lugar donde se borraban las diferencias sociales y se entretejían amistades que durarían toda la vida.

Leer más
Cargando